¿Cómo es la pista de pádel? Dimensiones, red y materiales

El pádel es un deporte realmente fácil, divertido y accesible para cualquiera. Últimamente ha tenido mucho éxito y mucha gente se ha acercado a esta actividad. Todos los días escuchamos historias de gente del mundo del espectáculo y de viejos deportistas que han decidido dedicarse a este deporte.

Para poder empezar a jugar al pádel, hay muy poco que hacer, simplemente se necesita la pala adecuada y encontrar un campo apropiado. Aunque la pista de pádel se parece a la de tenis en algunos aspectos, existen diferencias sustanciales debido a las distintas reglas de este deporte.

Por lo tanto, es imposible pensar en jugar al pádel utilizando una pista de tenis como sustituto, y hay que encontrar una instalación adecuada. ¿Cuáles son los requisitos para una pista de pádel? Averigüémoslo en detalle.

¿Cómo construir una pista de pádel? Tamaño, materiales y red

La pista de pádel es un rectángulo cuyos lados menores miden 10 metros y los mayores 20 metros. En el centro de la pista, que divide en partes iguales las zonas dedicadas a los dos jugadores, se encuentra la red que, al igual que la del tenis, se extiende de un borde a otro de la pista.

A una distancia de 6,5 metros de la red encontramos, dispuesta en paralelo a ésta, la línea de servicio, punto en el que, como evidencia su nombre, los jugadores podrán realizar el saque, de nuevo no muy diferente al del tenis.

También encontramos una línea, esta vez colocada perpendicularmente a la red, que se extiende desde ésta hasta la zona de servicio, dividiendo además en dos zonas el área del jugador, esta línea se denomina línea de servicio central.

Además del tamaño de la pista y de las distintas zonas, uno de los factores que más claramente distingue al pádel del tenis es la presencia, a lo largo de todo el perímetro de la pista, de muros de 4 metros de altura. Estos muros no están ahí por casualidad, como muchos de vosotros sabréis, de hecho, en el pádel cuando la pelota rebota en uno de estos muros se sigue considerando «buena» y se puede volver a poner en juego con un golpe del jugador (a diferencia del tenis, donde, cuando la pelota se sale de los límites, se considera un punto para uno u otro jugador dependiendo de la última zona en la que la pelota haya botado antes de salirse de los límites).

La Red

Analicemos en detalle la red del campo. Como hemos visto, se extiende de un lado a otro de la cancha, dividiéndola por la mitad. Su altura máxima alcanza los 92 centímetros (midiéndola en los puntos más extremos), la altura mínima permitida es de 88 centímetros (suele ser la altura en la parte más central de la red).

En ambos extremos la red debe estar enganchada a montantes de 1,05 metros de altura, además debe tener una longitud de al menos 10 metros, para que siempre sea posible manejar la tensión de la forma más idónea.

Sería conveniente (para garantizar la seguridad durante el juego teniendo en cuenta que son parte integrante del campo) que los dos postes laterales a los que se engancha la red estuvieran protegidos por un material blando para atenuar los impactos.

Paredes

También es necesario aclarar la estructura de los muros que suelen rodear las pistas de pádel. Antes hemos dicho que la altura de las paredes es de 4 metros, pero es imprescindible precisar que hay 2 variantes del campo con medidas ligeramente diferentes.

En la primera variante, las paredes asumen una estructura que se define típicamente como «escalonada»: en la parte que las divide de la pared posterior, de hecho, éstas tienen un tamaño de 3 metros de altura y 2 metros de ancho, mientras que la parte restante es de 2×2 metros.

En la segunda variante, sin embargo, la altura del muro es homogénea a lo largo de todo el perímetro del campo y, como ya hemos visto, alcanza una altura de 4 metros.

Material judicial

Como muchos de vosotros sabéis, en el tenis existen diferentes tipos de pistas, podemos encontrar estructuras de hierba, reales o sintéticas, de tierra e incluso de asfalto.

Esto puede parecer un dato sin importancia, pero resulta ser fundamental porque influye directamente en el rendimiento del deportista, que tendrá que enfrentarse a un suelo que ofrezca más o menos fricción, pero también al rebote de la pelota (el rebote en asfalto será más alto y regular que en suelo blando o césped).

En cuanto a las pistas de pádel, también se pueden encontrar diferencias no muy diferentes; hay campos hechos de hormigón poroso, cemento u otros materiales sintéticos. También hay campos de hierba.

También en este caso, lo importante es asegurarse de que el material del que está hecha la pista es el adecuado, no sólo para que los jugadores puedan moverse correctamente, sin riesgo de resbalar o tener un mal agarre a la superficie, sino también para que la pelota bote de la forma más suave y uniforme posible, independientemente de la zona de rebote.

Puertas y accesos

En el pádel, las paredes que rodean la pista también son muy importantes, por lo que es necesario regular sus aberturas y entradas para que no se conviertan en un obstáculo cuando la pelota rebote en la pared.

Normalmente en las pistas de pádel los accesos están situados en los extremos de la red, lo más habitual es que encontremos una sola puerta, pero puede ocurrir que también haya dos.

Uno de los factores más importantes es que la empuñadura esté siempre orientada hacia el exterior del campo, si se colocara en el interior podría ocurrir que el balón, al rebotar en ella, se desviara de forma imprevisible resultando un obstáculo para el buen desarrollo del partido. Normalmente es preferible evitar la presencia de puertas en los bordes del campo, ya que los jugadores pueden salir a jugar el balón desde fuera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *